Dependencia

¿Qué es la dependencia?

La Dependencia es el estado de carácter permanente en que se encuentran las personas que, por razones derivadas de la edad, la enfermedad o la discapacidad, y ligadas a la falta o a la pérdida de autonomía física, mental, intelectual o sensorial, precisan de la atención de otra u otras personas o ayudas importantes para realizar actividades básicas de la vida diaria o, en el caso de las personas con discapacidad intelectual o enfermedad mental, de otros apoyos para su autonomía personal.

El Real Decreto 504/2007 del 20 de abril, recoge un baremo de valoración (BVD) basado en puntos, para especificar distintos niveles de dependencia. El seguro de dependencia ayuda a cubrir las necesidades de las personas dependientes con garantías aseguradas en base a 2 niveles de dependencia:

  • Dependencia Severa: cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria 2 ó 3 veces al día, pero no requiere el apoyo permanente de un cuidador, ni tiene necesidades de apoyo extenso para su autonomía personal. Se corrresponde a una puntuación final del BVD de 50 a 74 puntos.
  • Gran Dependencia: cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria varias veces al día y, por su pérdida total de autonomía física, mental, intelectual o sensorial, necesita el apoyo indispensable y continuo de otra persona o tiene necesidades de apoyo generalizado para su autonomía personal. Se corresponde a una puntuación final del BVD de 75 a 100 puntos.

¿Qué cubre este seguro?

Con el seguro de dependencia el asegurado que alcance estos niveles referidos de dependencia, recibirá una renta vitalicia constante. De este modo se podrá hacer frente a los gastos derivados de la dependencia, como puede ser la adquisición de aparatos de apoyo a la autonomía personal, la contratación de un cuidador o tratamientos médicos.

Para los casos de gran dependencia, la entidad aseguradora ha diseñado un módulo básico que proporciona al asegurado una renta vitalicia de 1.000 euros al mes. Esta renta, en su módulo básico, es de 500 euros mensuales para una dependencia severa.

No obstante, a la hora de contratar tu póliza de seguro de dependencia, puedes fijar la cantidad de renta que percibirás en caso de alcanzar una dependencia reconocida.

¿Estás interesado? Contacta con nosotros